13.4.06

Tira 46

3 comentarios:

Yorkshire dijo...

Cada día me estás conquistando. Sólo he leído las tres últimas tiras. Te conozco de hace poco. Me voy a leer todas las tiras y luego de digo, ¿ok?

JQ - Cisne Negro dijo...

Creo que la admiración es mutua. Hace poco pasé por tu blog y quedé admirado de tus artículos. Ésa es la manera en que me gustaría a mí escribir. De hecho, creo que lo podía hacer hace un tiempo, pero ahora me noto como más... vulgar, no sabría decirte. Un saludo.

Yorkshire dijo...

Ay, que ya me he leído todas las tiras (me ido a vuestra página oficial y he visto la ultimísima) y no puedo más que deciros que no sólo me habéis conquistado, sino que me habéis tomado y refocilado como a una perra :). Desde tiempos inmemoriales soy un obsesivo, me explico, hay personas que tienen en su vida obsesiones o pasiones, y lo mismo que John Houston era un cineasta de obsesiones y no de pasiones (por lo que he podido observar de ustedes, también creo que sois autores obsesivos... :)) yo tengo varias OBSESIONES: la poesía, el cómic y Lovecraft. Por lo cual, ya os podéis imaginar este enamoramiento con vuestro mundo por tiras. Me parece que habéis abierto un micromundo donde lo real se mezcla con lo Primigenio, y la vida de un niño ¿inocente? e incomprendido -como todos los niños- es una muestra humana e imaginativa de lo que es talento. Gracias por seguir viviendo lo real-maravilloso.
PD: Desde aquí me comprometo que en breve os haré un POST reseñando El Joven Lovecraft... o ¿acaso sois menos que un Spiderman o un Moore? Estamos en contacto.
PD bis: Muchísísimas gracias por el piropo de mis post. De verdad, no las merezco.